¡Hola! Hoy no vamos a seguir con mi historia. Hoy inauguramos un nuevo espacio: SUPERHÉROES. Como siempre te he dicho, mi historia es una más de tantas que existen. Por lo que me encantaría que este blog fuese altavoz también de otros héroes y heroínas que quieran compartir un trocito de su historia. Sólo tienes que escribir a ana@wecanbeheroes.es :-)

Pero además, esta nueva sección dará protagonismo a los héroes que nos rodean y que son sumamente importantes para nosotros a la hora de superar un cáncer. Héroes como nuestra familia, nuestros amigos o nuestros médicos. Creo que su punto de vista también es importante para que sepas cómo afrontar tu batalla. Y, por supuesto, quiero que expertos en esta enfermedad nos ayuden a aclarar cualquier duda que nos pueda surgir o explicar nuevas técnicas médicas, como es el caso del ganglio centinela.

Te presento a la Dra. Finat. Ella es médico nuclear y la responsable de realizar esta prueba. Es, además, Belén, mi segunda madre, la mujer de mi padre. Un apoyo importantísimo en mi batalla contra el cáncer. En mi caso, es una suerte contar con un médico en la familia que me explicara todos estos términos, pero te animo a que nunca te quedes con dudas, pregunta las veces que necesites hasta que tengas clara toda la información. Te dejo con su explicación y te animo a que me escribas, me encantará hacerte mi particular homenaje :-)

20141210 infografia-ganglio-centinela-ok

Cuando te detectan un cáncer de mama, el ginecólogo te dice que hay que operar y quitar el tumor. Y además te dice que hay que valorar si están afectados algunos tejidos próximos a la mama, como son los ganglios linfáticos, y otras partes de tu cuerpo, por lo que harán pruebas con nombres que hasta entonces te serán desconocidos como ecografía, TAC, gammagrafía…

¡No te asustes! Quiero explicarte con detalle las ventajas de los avances médicos. La ciencia ha evolucionado de forma extraordinaria y las técnicas tradicionales poco tienen que ver con las actuales. Hace años, cuando se diagnosticaba un cáncer de mama, se extirpaba la mama completa (mastectomía) y todos los ganglios de la axila (linfadenectomía) de forma sistemática.

Ahora se trata de evitar una cirugía tan agresiva. Siempre que sea posible, se quitará sólo el tumor (tumorectomía) y, antes de extirpar los ganglios, se analizará el “centinela” para saber si están afectados por la enfermedad. De esta forma, como fue el caso de Ana, se evita la extracción de los ganglios axilares y sus efectos secundarios.

Pero, ¿qué es el “ganglio centinela”? Es, en términos médicos, el primer ganglio que recibe el drenaje linfático de la mama. Por eso, nos da información de si están afectados o no los ganglios linfáticos próximos a la mama, que se encuentran principalmente en la axila.

Pero claro… ¡todos los ganglios tienen un aspecto parecido! ¿Cómo saber de entre todos los ganglios cuál es el centinela? Aquí entra en juego mi papel como médico nuclear, consiguiendo que el centinela sea distinto a los demás.

Lo vamos a identificar y a localizar mediante una prueba que no es ni peligrosa ni dolorosa. Utilizamos un fármaco radiactivo en una dosis muy muy pequeña que se elimina en unas horas. Se inyecta en la mama y después, cuando el fármaco ha viajado hasta el ganglio/s centinela/s (puede ser más de uno) te harán imágenes con la gammacámara para localizarlo y dibujarán unas marcas en la piel con un rotulador que servirán de guía al cirujano.

Después en el quirófano, con la ayuda del médico nuclear y con una sonda detectora de radiaciones, te buscarán el ganglio centinela para extirparlo y enviarlo al patólogo, que dará una respuesta durante la cirugía. Si el estudio del ganglio no presenta células malignas, no hay que quitar el resto de los ganglios. Por el contrario si fuera positivo, debe realizarse la linfadenectomía o extracción de todos los ganglios de la axila.

Por tanto, la detección y biopsia del ganglio centinela ofrece ventajas en comparación con la linfadenectomía sistemática tradicional. La más importante es que prácticamente elimina el riesgo de complicaciones derivadas de extirpar los ganglios axilares, por la interrupción del drenaje linfático. Además, una cirugía menos agresiva conlleva siempre un proceso de recuperación más rápido. También se evita limitar la movilidad del brazo y disminuir el riesgo de infecciones.

Este procedimiento es el recomendado actualmente para todos los casos de cáncer de mama en estadios iniciales y que cumplan determinados criterios, según el Consenso Nacional la Sociedad Española de Senología y Patología mamaria sobre ganglio centinela en el cáncer de mama, revisado en 2013 y vigente en la actualidad.

Hoy dedico nuestro #NiUnDíaSinMúsica a Belén y creo que acierto si te dedico una canción de Elton John, ¿verdad?

GRACIAS.


Comentarios recientes

3 comentarios


by Tere

Hola Ana.
Yo queria preguntar a Belen cuantos ganglios tenemos en la axila y hasta cuantos nos pueden quitar para no tener luego problemas linfaticos o linfoedema . Gracias

agosto 5, 2015 @ 14:54 Responder

    by Belen Finat

    Hola Tere:
    No hay que preocuparse por que te quiten 1,2 o 3 ganglios cuando te hacen el procedimiento del ganglio centinela. Tenemos muchos ganglios en la axila ( en torno a 20) por lo cual quitar 2 o 3 para analizarlos no tiene trascendencia en cuanto al drenaje linfático, que seguirá siendo igual y no hay riesgo de linfedema.
    Espero haberte aclarado las dudas y si no no dudes en decírmelo.Un abrazo
    Dra Belen Finat

    agosto 5, 2015 @ 20:00 Responder

by Mada

Hola en mi caso yo me detecte el cancer de pecho a través del ganglio centinela tengo tren nódulos maligno en el pecho izquierdo y una metástasis en la axila con nódulo mayor de 3,5 y dos tres más afectados mi pregunta es si con ese diagnóstico me pueden vaciar la axila? Gracias

febrero 21, 2017 @ 08:38 Responder

 

Deja un comentario

Publicado por

SuperHeroes

10 dic 2014

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.