El poder de la mente

publicado el 5 dic 2014 por Ana en Ana BLOG: WE CAN con 2 comentarios

La quimio no duele. Pero sí molesta. Quiero decir, molestan sus efectos secundarios. Son puñeteros, para qué negarlo. No quiero contarte con detalle mis efectos secundarios porque cada persona y cada cuerpo es diferente, no se comportan igual, y no quiero que compares. Evidentemente, el día que te ponen la quimio te encuentras mal, eso casi lo sabes de antemano, pero no dejes que ese pensamiento supere tus ganas de estar bien. La mente es muy poderosa, para lo bueno y para lo malo. Lucha por inundarla de pensamientos positivos.

Hoy me voy a adelantar en mi historia para explicarte lo que quiero decir con el poder de la mente. Con la experiencia de las dos anteriores, me imaginaba cómo me iba a sentir con la tercera quimio. Fue el 9 de enero, días después de conocer el diagnóstico (finalmente erróneo) de mi padre: un cáncer terminal. Él estaba en el hospital ingresado y yo no podía ir a verle. Las defensas bajan con el tratamiento, así que la planta del hospital no era el lugar más indicado para mí en ese momento. Imagínate qué impotencia sentía. “Mi padre se me va en poco tiempo y no puedo estar con él”, me repetía a mí misma. Era horrible. Recuerdo que lo único que pensaba era que él tenía que verme bien. Si le queda poco tiempo, tan poco como para no ver el final de mi batalla, al menos tiene que verme con todas las armas desplegadas, tiene que sentirse orgulloso de mí y estar tranquilo. Tal era mi obsesión, que la tercera quimio fue, sin duda, la mejor de todas –en cuanto a síntomas–. Apenas noté alguno. Y eso que tuvieron que ponerme más tratamiento porque mis defensas estaban por los suelos.

20141205-ana-teo-nacho

Alguna noche, cuando no había tanta gente, me escapaba al hospital a ver a mi padre. Me protegía con mascarillas y estaba con él un rato. ¡Mira qué sonrisa! Nos hemos reído mucho con esta foto porque ¡tiene mejor aspecto que mi hermano! La foto de los dos la hice yo, el 10 de enero, al día siguiente de mi tercera quimio

 

Sin duda este episodio me hizo comprobar la fuerza de la mente cuando piensa en positivo. Tienes que luchar por tener un espíritu constructivo en un entorno muchas veces destructivo. Los que me conocen me han oído decir que el cáncer de mama, con un diagnóstico como el mío, es una enfermedad en la que puedes pasarte el tiempo del tratamiento en la cama. Sobre todo y entre otras cosas, porque estás mucho más cansada de lo normal. Pero no se lo puedes permitir. No TE lo puedes permitir. Tienes que controlar las molestias, ser fuerte y sentirte útil. La enfermedad no puede frenar tu vida repentinamente. Mi frase siempre ha sido “descansa un par de días, lo que necesites, pero al tercero levántate, ponte tu pintalabios preferido y sal a la calle”. Eso hacía yo. (No te imaginas el poder que tiene una simple barra de labios en una situación así, pero esto me da para un post entero …).

Después de la primera quimio, del primer chute, ya sabes lo que hay. Ya has puesto cara a ese nuevo enemigo. Ya sabes lo que es el hospital de día, sabes que no duele, aunque también sabes que te hace pasar algún mal rato. Pero precisamente esto te da la capacidad de organizarte y continuar con tu vida.

Mi consejo es que en los primeros días después de estos chutes, tienes que relajarte y cuidarte mucho. Hay que asumir la debilidad. Reconocer tus flaquezas no te convierte en una persona débil, ni cobarde, demuestra tu humanidad. Pero no seas víctima, no dejes que se compadezcan de ti. Lucha para que te admiren. Ya sabes que todos podemos ser héroes, pero hay que demostrarlo.

Y sonríe. Tu risa es tu armadura, tu lanza y tu escudo. Cuando la vida te da razones para llorar, demuéstrale que tienes mil y una razones para reír.

Mis amigos me hicieron un regalo muy especial en mi siguiente cumpleaños. Un libro dedicado por todos ellos que empezaba así.

Mis amigos me hicieron un regalo muy especial en mi siguiente cumpleaños. Un libro dedicado por todos ellos que empezaba así

 

Te dejo con una parte de mí. Espero que te guste. #NiUnDíaSinMúsica

But they told me
A man should be faithful
And walk when not able
And fight till the end

ana


Comentarios recientes

2 comentarios


by Bea

Grande,Ana. Especial lo que escribes,lo que cuentas,y lo que significa para muchos. Para mi.. Un beso :)

diciembre 5, 2014 @ 22:53 Responder

 

Deja un comentario

Publicado por

Ana

5 dic 2014

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.