¡Hola!

Hace mucho tiempo que no escribía por aquí. Creo que es hora de retomarlo, tengo algún tema que me gustaría compartir contigo en este, nuestro rincón Zen. Pero mientras tanto, el post de hoy no tiene que ver con mi enfermedad o, al menos, no voy a contarte ningún episodio sobre el cáncer. El post de hoy es diferente, el post de hoy viene con una noticia maravillosa que necesito compartir contigo.

We can be heroes es un sueño compartido, es un precioso proyecto que nace de una experiencia aparentemente negativa, un cáncer de mama que me diagnosticaron con 26 años. Aunque yo siempre diré que el cáncer llegó para cambiarme la vida… a mejor. Hace más de dos años y medio aparecimos por aquí, con una ilusión tremenda y unas ganas locas de hacer cosas bonitas para ayudar a otros pacientes de cáncer que, como yo, tenían que aprender a vivir con este indeseable compañero. Esa ilusión y esas ganas siguen intactas por nuestra parte y, así, hemos conseguido hacer realidad los proyectos que nos habíamos marcado… ¡y alguno más! Te cuento:

– Quise escribir un blog para compartir mi experiencia frente a una adversidad. No porque mi historia fuese especial, porque no lo es, simplemente porque creo que es una historia de buena suerte que merecía ser contada. Creo que no ser una historia especial es precisamente la clave para que muchas personas se hayan podido sentir identificadas. Y nada me ha podido hacer más feliz que saber que mis palabras han ayudado a alguien a llevar su proceso mejor, sea el que sea. Así, viendo la capacidad de ayuda del blog, hemos querido ir un paso más allá y ¡¡vamos a ilustrarlo!! Después de un mes de búsqueda a través de nuestras redes sociales apareció Miriam Valbuena. Miriam es de Valladolid y hace unos dibujos preciosos, cargados de fuerza. Además, ella tiene una historia personal muy bonita y muy valiente, por lo que la elección fue aun más clara. ¡En unos meses os enseñaremos el proyecto y os contaremos más detalles! Me encantaría agradecer a todos los que habéis enviado vuestro portfolio, hemos visto cosas increíbles, ¡nos ha costado mucho tomar la decisión! Y gracias Miriam, por unirte con tantas ganas a nuestro equipo, por compartir nuestro sueño y nuestra energía.

– El primer proyecto para el que necesitamos financiación fue el molde de chupa chup We can. Por si quieres recordar en qué consiste, puedes hacerlo aquí: http://www.wecanbeheroes.es/cause/chupa-chup-wcbh/. Necesitábamos algo más de 8.000 € para financiar el molde y, además, cada pieza nos cuesta 1,21€. Y, así, en menos de un año y gracias a personas MARAVILLOSAS como Sergio S. Monge y su reto de pedalear 1.000 km sin descanso en la Cúpula del Milenio, lo conseguimos. A día de hoy, seguimos llevando los moldes de manera gratuita a los tres hospitales de Valladolid y los enviamos a quien los necesite o quiera a precio de coste.

– Otro de nuestros proyectos es ayudar a financiar tatuajes de pezones y areolas a todas las mujeres que lo necesiten. La intención está ahí, aunque todavía nadie nos ha solicitado ayuda en este sentido. Por favor, si conocéis a alguien que lo esté pensando o que creáis que pueda necesitarlo, ¡háblale de nosotros!

– Tuvimos una idea maravillosa -a mi parecer- que estuvo a punto de ser una realidad pero, en el último momento, burocracias y complicaciones varias, nos obligaron a echarnos atrás. Queríamos donar unas tablets a los hospitales para ayudar a pasar las eternas horas de quimio más fácilmente (sobre todo porque la conexión 4G en los hospitales suele brillar por su ausencia). Con vídeos, tutoriales, información sobre la enfermedad y, sobre todo, elementos de ocio y entretenimiento, series, películas, libros… que ayudasen a desconectar la mente en esas horas eternas. Esto no se pudo llevar a cabo, aunque seguimos pensando que era un proyectazo.

Y aquí llega lo más bonito del post de hoy:

– Poquito a poco hemos conseguido conectar con cientos de personas, miles me atrevería a decir. Y gracias al esfuerzo individual de todos y cada uno de vosotros, We can se ha hecho un poquito más “adulto”. Hace casi un año nos propusimos un nuevo reto, financiar una beca de investigación propia. No valdría cualquiera, tendría que ser muy “We can”, muy nuestra, muy personal. Así que nos lanzamos en su búsqueda. He de confesar que ha sido un año muy difícil, pues no nos lo han puesto muy fácil y eso en ocasiones ha conseguido que incluso perdiéramos las ganas. Pero ha sido algo momentáneo, enseguida llegaba algo que nos hacía volver a creer en ello. Así apareció, casi sin querer, el Centro de Investigación del Cáncer, de Salamanca. A quienes hemos conocido personalmente y quienes han conseguido enamorarnos con su entusiasmo, su transparencia, su trabajo constante y su afán por hacer bien las cosas. Y así llega la noticia, la I BECA DE INVESTIGACIÓN WE CAN BE HEROES ES YA UNA REALIDAD. Acabamos de realizar una donación de 30.000 € para que Adrián, un estudiante predoctoral, pueda continuar su importantísimo trabajo en el estudio de estrategias para la prevención del cáncer de mama.

La presentación oficial de la beca será el próximo martes, 25 de julio, a las 12:00 horas en la Cúpula del Milenio, ese lugar tan especial para nosotros. Si te apetece acompañarnos, ¡no lo dudes, allí te esperamos!

Una última cosa, GRACIAS INFINITAS por ser parte de nuestra Familia, por ser parte de esa beca preciosa. Gracias infinitas por tu generosidad, por tu esfuerzo, por tu ayuda. Desde hoy, damos el pistoletazo de salida a II BECA DE INVESTIGACIÓN WCBH.

Hoy también comparto un trocito de nuestra música contigo. Hoy no podía ser otra que esta versión acústica de We could be heroes. Siéntela. Disfrútala. Sé un héroe.

Un abrazo cargado de energía.

ana


Comentarios recientes

1 comentario


by Loreto Madrigal

Enhorabuena Ana!!!!, no puedo ir a la presentación, aunque me gustaría. Abrazo enorme!!

julio 24, 2017 @ 11:23 Responder

 

Deja un comentario

Publicado por

Ana

21 jul 2017

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.