La soledad del héroe

publicado el 13 mar 2015 por Ana en Ana BLOG: WE CAN con 3 comentarios

La soledad no me debilita, me fortalece, me llena de algo extraño que me nutre, me habla de noche, me cuenta cuentos, historias que son verdad, decía la gran Chavela Vargas.

Estos días he estado haciendo un repaso a todo lo que te he contado hasta ahora. Fases, momentos, recuerdos, objetivos cumplidos… Hemos asumido la enfermedad, hemos dejado de llorar y hemos sido valientes para contárselo a nuestra familia y amigos. Hemos aprendido el poder que tiene la mente y una simple barra de labios, que puede llegar a sacar lo mejor de nosotras. También sabemos que tenemos que reírnos de nosotras mismas y nos hemos divertido con nuestra calvicie y otros defectos. Hemos sabido distinguir a los que suman de los que restan y con los primeros hemos formado nuestro ejército, el que nos acompañará en la batalla.

Pero, ¿sabes qué? A pesar de tener la mejor de las compañías, a la hora de la verdad estás sola. Estás solo. Sí, solos. Con toda la crudeza de la palabra. ¿Recuerdas la sensación de ir a un examen? Te marcas un objetivo, te preparas para conseguirlo, tu entorno te anima y te apoya: “tranquila, vas a aprobar, seguro”. Todo esto te ayuda, pero en el momento crítico de enfrentarte al examen, no hay nadie más que tú. De nada sirve disponer del mejor ejército si no tienes confianza en ti, si no conoces la fortaleza de tu soledad.

Tu compañía es fundamental, no contradigo ninguno de mis anteriores relatos. Pero nadie va a enfrentarse al primer día de quimio por ti. Nadie va a sentir los efectos secundarios por ti. Nadie va a mirarse al espejo cada mañana por ti. Cuando me diagnosticaron cáncer vivía sola. Siempre he sido bastante independiente e incluso enferma decidí seguir siéndolo. Es cierto que no recuerdo un día sin recibir alguna visita, pero las noches eran para mí. Las noches tranquilas y las noches revueltas, las que el cuerpo me dejaba descansar y las que pasaba en vela por los efectos de la quimio. Y cada mañana, la que se miraba al espejo y veía cómo tenía menos pelo, más ojeras y peor cara era yo. La que se enfrentaba a un nuevo día de lucha contra la enfermedad era yo sola.

20150313-destacado-soledad

De todas las caras de la vida, la que más nos cuesta encontrar es la positiva. Dar con ella no es fruto del azar. No es un dado que lances y te diga hoy te toca reír. No. Te aseguro que todos los días tendrás que lidiar con problemas, muchos de ellos para los que crees que no estás preparada. Son los otros exámenes, los que aparecen por sorpresa. Confía en ti. Estás preparada. Repítete a ti misma: “Voy a aprobar. Voy a aprobar. Voy a aprobar”. No puedo garantizarte que apruebes, pero seguro que tendrás más probabilidades de éxito.

Quiero contagiarte mi energía, mi optimismo, mis ganas de vivir. Pero llega la realidad y te da una hostia (con perdón). La enfermedad es un asco, para qué engañarnos. La cuestión es que no tienes elección. La vida ha decidido ponerte una piedra en el camino y sólo te queda superarla de la mejor forma posible. Es normal que te sientas sola. Es humano sentir miedo: sentir miedo es de valientes; no sentirlo es de temerarios. Sientes miedo y soledad porque te juegas mucho. Es el examen de tu vida, pero sólo puedes aprobarlo tú.

#UnRincónZen por definición es un sitio solitario, apartado, secreto. Donde nos refugiamos en nosotros mismos. Donde el tiempo pasa más despacio. Donde el silencio dice tanto que podemos dialogar con nuestros propios pensamientos. Donde mejor se escucha #NiUnDíaSinMúsica. Hoy, llovía fuera pero me quemaba por dentro.

ana


Comentarios recientes

3 comentarios


by María Josè

Qué ganas de abrazarte. Ya sé que el exámen tienes que pasarlo tu.

Solo quiero decirte que, en ese lugar de tu ánimo que no precisa espacio, estaré dándote la mano del alma.

Un abrazo cálido y solidario

marzo 13, 2015 @ 19:30 Responder

by M jesus

Yo probé a pintar a cuidar plantas y a tocar la guitarra eléctrica
Si mis mas fieles aliados contra la soledad
Los objetos que mis rodean ni son solo humanos
Pertenecen a otros reinos muy bonitos

marzo 14, 2015 @ 10:21 Responder

by nacho

esa soledad, es parte de la emfermedad.
y tiene su explicacion.
en la medida que la enfermedad evoluciona, ese sentimiento tambien evoluciona.
animo, el miedo no existe.

abril 6, 2015 @ 19:21 Responder

 

Deja un comentario

Publicado por

Ana

13 mar 2015

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.