Sigue tu camino

publicado el 16 ene 2015 por Ana en Ana BLOG: WE CAN con 0 comentarios

¡Hola! Me encanta que te rías con las historias de Ale. Tengo más historias divertidas, te las contaré. Sin complejos, con valentía. Porque ya has visto que reírse de uno mismo es el primer paso para ser más fuerte, nada ni nadie podrá contigo así.

En estos días me he estado acordando de la gente que se queda en el camino. Y de la gente a la que tienes que apartar temporalmente, porque, por mucho amor y cariño que haya, en ese momento no suman. Y también he pensado en la gente que aparece para caminar contigo y termina quedándose a tu lado. Cuando te enfrentas a una situación difícil, como fue mi cáncer y la complicación de la enfermedad de mi padre, aprendes a darte cuenta de las personas que te quieren de verdad. Es un tópico, lo sé. Pero es cierto que un amigo tiene que estar en los buenos momentos, pero también y sobre todo en los malos.

Afortunadamente, como te decía en otros posts, la mayoría de las personas responden muy positivamente, se vuelcan ante una situación así. Pero no todo el mundo es igual, y tienes que saber vivir con ello. A mí me pasó. Se me hace especialmente difícil contarte esto porque los dos amigos que he dejado en el camino eran muy importantes para mí, fue un duro golpe que tuve que afrontar. Como digo, aprendes a vivir sin ellos, pero duele. El abandono de un amigo en un momento así es algo difícil de curar. Lo único que puedes y tienes que hacer es valorar aún más a los que sí están. Cobíjate en ellos, aprovecha su cariño y su apoyo. Un amigo que te quiere y te mima es el mayor de los tesoros.

Hay algo importante que yo me repetía constantemente: no exijas a nadie. Es una enseñanza muy válida para evitar la frustración que supone esperar algo de alguien y que no llegue. Por un lado, hay muchas personas que no saben cómo acceder a ti, les asusta, les intimida preguntar. Piensan en ti, se preocupan, pero no se atreven a dar el paso. Y, por otro lado, todos somos conscientes de que la rutina y el ritmo de vida que tenemos habitualmente nos descentran y olvidamos lo que de verdad importa. A veces tiene que llegar una campaña de publicidad para hacernos reflexionar y ver qué es realmente importante, como la que han hecho estos jóvenes con cáncer. Cuando eres tú a la que le falta esa rutina cuesta verlo pero, de verdad, valora las muestras de cariño de manera cualitativa y no cuantitativa. Lo que quiero decir es que agradezcas una llamada cariñosa y no te enfades porque no sean más.

20150116-destacado-sigue-tu-camino

También existen antiguas amistades, o buenos amigos que hace tiempo que no ves, que cuando se enteran de algo así vuelven a ti. No sabes lo feliz que me hizo a mí recuperar alguna de esas amistades. Bendito cáncer que me ha devuelto la relación con mi Lu o con Anita, por ejemplo. Bendito cáncer porque volví a saber de gente del colegio, de la carrera, del máster, de antiguos trabajos… Aprovecho ahora para deciros que vuestros mensajitos eran un empujón de ánimo en los momentos flojos. ¡Mil gracias por ello!

¿Y qué pasa con esos héroes desconocidos que comienzan a caminar contigo y se hacen imprescindibles? Tengo la suerte de haber conocido a gente maravillosa en los últimos dos años, personas que se han vuelto indispensables en mi vida. Mario, el otro alma de We can be heroes, es uno de ellos. Mario también se merece un post aparte. De nuevo, bendito cáncer que me ha unido a estas personas.

Como para todo en la vida, se trata de hacer balance. Compara lo que has perdido con lo muchísimo que has ganado. El resultado siempre saldrá positivo. :-) El #NiUnDíaSinMúsica de este viernes es para escuchar despacio, sin prisas. Porque también tenemos que aprender a dejar ir; a vivir con un poco de paz. Si me permites un consejo, sigue tu camino con las personas que realmente quieran compartir tu vida.

No será fácil vivir,
no será fácil seguir.
Levantaré el vuelo
vendrá de ti el consuelo
algún día acabará
todo tiene un final…

ana


Comentarios recientes

0 comentarios

 

Deja un comentario

Publicado por

Ana

16 ene 2015

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.